MEDIOS VISUALES

ESTA PAGINAIESTA PAGINA DIVULGARA VERDADES DE HECHOSREALES

Lunes, 18 Julio 2011 12:48:34 GMT

violencia nueva en las calles de caracas2

QQQ p { }

República Bolivariana De Venezuela

Ministerio Del Poder Popular Para La Educación Superior

Fundación: Misión Sucre

Aldea Universitaria:"UneArte"

P.F.G:"Comunicación Social"

Tray-1 Periodo. 9

Unidad Curricular: " Periodismo de Investigación"

Sección: "U"

Profesor: Ronald Marrero



Periodismo De Investigación Presenta:






Violencia En Las Calles De Caracas















Alumno:José Gregorio Cabrera

CI.10534700


C aracas,17 De julio de 2011

Son las 5:30 de la mañana cuando Carlos Alberto Duran sale de su casa. "Carlitos" como le dicen por cariño sus vecinos vive en el barrio "Caño Amarillo", sector que pertenece a la parroquia sucre.


Carlos sale muy temprano de su casa a su empleo en una fabrica de calzados de damas llamada: "Calzados Fanny".


Carlos Alberto duran es padre de (2) hermosas niñas que se llaman: Katherin Margarita Hernández duran de 8 años y Esquivel yureski Hernández Duran de 5 años. Su esposa, con quien tiene 15 años de casado; la señora Belkis Viannet Hernández,siempre se levanta en la mañana a calentarle la comida a su esposo, pero, ese día nunca se espero,que un grupo de muchachos viciados en la droga y el alcohol, estuvieran celebrando al final de las escaleras, quienes, según las investigaciones posteriores, se habían quedado sin dinero y con ganas de continuar tomando, al ver que venia este,le pidieron dinero y al no contar con la cantidad requerida por los muchachos estos le dispararon tres veces.

















La inseguridad reina en los barrios de Caracas


Hechos como este ocurren cada minuto en todas las barriadas Caraqueñas sin que, al parecer, podamos detener el aumento de muertes por estas causas.

No solo del uso indebido de el alcohol sino también el aumento de el trafico y venta de sustancias estupefacientes en las zonas " line-height: 150%;" align="JUSTIFY"> La balanza de muertos cada fin de semana tiene aterrorizada a las familias venezolanas debido al descontrol, por parte de los entes gubernamentales debido a la ineficacia de sus políticas de seguridad, quienes al parecer no le están poniendo la debida atencion al asunto.

El Negocio del miedo

La delincuencia de los últimos tiempos ha sido el pan de cada día proliferación de empresas de protección y seguridad privada. Hace unos 15 años había tres o cuatro compañías dedicadas a esta tarea; hoy, son más de 2,000 y se especializan en diversos productos o servicios para seguridad como la fabricación de chalecos antibalas, artefactos para defensa personal, blindaje de automóviles, instalación de alambrados eléctricos o sistemas de rastreo, servicios de vigilancia y guardaespaldas. Sin embargo, el recién creado Consejo Nacional de Seguridad Privada advierte sobre la dudosa seriedad de muchas de estas compañías que aunque parezcan muy formales pueden no serlo y en vez de beneficiar perjudican.

Hasta ahora, solo 70 empresas se han registrado de las cuales acaso 10 son realmente profesionales y serias según el Consejo Nacional de Seguridad Privada.

Así, el peligro y quien decida ponerse en manos de algún supuesto ángel de la guarda tendrá que asegurarse bien con quien está tratando, para no caer en manos de su propio verdugo.

El precio de la inseguridad

El clima de inseguridad que vive México es algo impresionante: jueces que terminan acusados mientras el presunto delincuente confiesa su deseo de actuar en alguna telenovela; agentes y ex agentes policiacos que encubren o encabezan bandas criminales; secuestradores que huyen de su guarida cinco minutos antes de la llegada de la policía, luego de chantajear a las familias de sus víctimas con tácticas horrorosas.


¿Es una película de terror? No, desgraciadamente: es la historia diaria de millones de mexicanos que han perdido sus bienes y algunos hasta la vida por culpa de estos delincuentes. Ante todo, está también detrás un sentimiento que ha llegado a ser uno de los más costosos para la sociedad: el miedo.


Por temor a que sus planes terminen en el cañón de una pistola, un número indeterminado de proyectos de inversión han sido cancelados o han cambiado el destino. También por temor, innumerables empresas han tomado con cautela sus planes de expansión y gastado fortunas en procurar alguna seguridad -aunque siempre insuficiente- para sus plantas, oficinas, productos y empleados. Por miedo, ciudadanos sin importar su posición económica han tenido que enfrentar cada vez mayores gastos en la compra de protección para sus bienes y para sus familias.


Mientras todo esto sucede, ¿qué están haciendo nuestras autoridades? Por estos días el gobierno federal ha presentado un programa que busca combatir a la delincuencia, lo menos que esperamos es que este urgente y necesario plan -que sin duda llega bastante tarde- haya considerado al menos un profundo conocimiento con los casos de éxitos de otros países que han disminuido sus índices de criminalidad en tiempos récord. Ahí está, por ejemplo, Estados Unidos y, en particular, Nueva York. y habría que subrayar que lo fundamental es llevar a cabo una reforma integral, de fondo, de todos los aparatos de impartición de justicia. Sobra decir que sólo con salarios dignos podremos contar con policías y jueces confiables.


Esto es obligado, ya que el costo que la sociedad mexicana está pagando no es meramente el precio de la inseguridad, sino el de la impunidad. Hay que recordar y subrayar que según cálculos, el clima de violencia que sacude a México arroja un costo -sin contar lo que se deja de ganar- de $50,000 millones de pesos anuales. En otras palabras, ese monto representa la mitad del presupuesto total de educación en ese mismo año. El costo ya lo estamos pagando, y con creces. Por tanto, esperamos que las distintas fuerzas políticas, en vez de estorbar planes, dediquen sus energías en exigir su cumplimiento.






















LA INSEGURIDAD

información tomada de la web:

http://www.eumed.net/cursecon/ecolat/ve/lcob-inseg.htm

LA INSEGURIDAD

Diariamente los venezolanos somos testigos de incrementos alarmantes en los niveles de la inseguridad, arrojando cifras propias de una guerra. Este brote se ha producido en una buena parte por la caída frenética en los estándares de vida del venezolano, donde el desempleo y la pobreza han marcado la pauta para que muchas personas escojan como manera de ganarse la vida, la forma ilegal, ante la imposibilidad de encontrar trabajo o mejorar su vida por las vías socialmente aceptadas. Niveles de desempleo de 15% (según reportes oficiales) y con una población donde más del 60% de sus componentes son pobres, representa el caldo de cultivo perfecto para el desarrollo de actividades delictivas.

Con la inseguridad, el estado tiene doble responsabilidad, por una parte puede convertirse en el causante de su incremento, si no aplica las políticas económicas correctas para mejorarle la calidad de vida a sus ciudadanos, si con ellas el desempleo, la inflación, la devaluación,, la escases de alimentos,etc., se convierten en factores de generación de pobreza, rápidamente estos desequilibrios generarán mayores niveles de criminalidad. Es por esto que siempre vemos en las agendas electorales este tema acaparando los primeros lugares, aunque con los resultados que ya todos conocemos. Pero también tenemos la otra parte, y es que el estado debe cumplir con su función esencial de proteger los bienes y la integridad física de las personas y sobre todo de la familia, para que se alcance un nivel de seguridad socialmente eficiente que promueva el desarrollo del país.

Como sabemos, la seguridad es un bien público, y como tal debe ser provisto por el Estado para proteger a todos los ciudadanos por igual y garantizar un estado de derecho. La ejecución de esto debería garantizarle a los ciudadanos y empresas desarrollar sus actividades productivas, fomentar un adecuado funcionamiento de la sociedad y asegurar un mayor bienestar social. El cumplimiento efectivo de este deber traería como feliz resultado, al evitar cierres de empresas o cancelación de inversiones, generar importantes beneficios sociales y económicos implícitos para nuestro país.

Debemos saber o tener claro a quien elegimos como lideres políticos o nuestros representantes de manera que aplicando la justicia social adecuada a las tasas de inflaciones mínimas no se llegue al descontrol que produce inseguridad en la familia.

L o cierto es que la mejor arma contra la criminalidad y sus perversos efectos sobre el desarrollo de un país, lo representan las políticas económicas y sociales que se instrumenten. Un gobierno conciente de la problemática social que vive su país debe generar los incentivos necesarios a sus ciudadanos para que opten por la vía legal para conseguir su sustento. Es obvio que siempre existirá un grupo que desee mantenerse al margen de la ley, pero si las políticas empleadas fomentan empleos, mantienen la inflación controlada y el ingreso real para conserva y garantizar su poder de compra, las personas rápidamente se sentirán atraídas por tener trabajos legales.













La violencia:

Según la pag,web:

http://www.rednacionalderefugios.org.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=66&Itemid=77

La violencia:

Es un acto que, ya sea que se dé una sola vez o se repita, puede ocasionar daños irreversibles. Implica un abuso del poder mediante el empleo de la fuerza, ya sea física, psicológica, económica o política.

Características de la violencia:

Es importante que sepas que la violencia tiene las siguientes características:

a) La violencia no es natural

La violencia se pretende justificar como algo natural diciendo que los seres humanos somos violentos por naturaleza, que siempre han existido las guerras, y las peleas por lo que resulta necesario distinguir la agresividad; que sucede de manera natural, por nuestra herencia genética; Tambien se habla de la violencia que es provocada socialmente por las relaciones de dominación y subordinación entre los seres humanos.

Por lo tanto, consideramos a la violencia como una construcción social, no como un fenómeno natural, y asumimos que es posible actuar para eliminarla de nuestras relaciones personales y sociales.

b) La violencia es dirigida e intencional

La violencia es intencional porque un insulto, un golpe, una mirada o una palabra, para que sean considerados como actos violentos deben tener la intención consciente o inconsciente de dañar.


Además, es dirigida porque no se violenta indiscriminadamente, ni de la misma manera en todos los casos. Muchas veces se elige violentar a las personas más cercanas, con quienes existe un lazo afectivo (la familia, la pareja, los compañeros de trabajo,los vecinos, amigos etc.), y que casi siempre se ejerce contra la persona que parece o es más débil, o contra quien se considera vulnerable o incapaz de defenderse.

c) La violencia se basa en un abuso del poder


La principal característica de la violencia es el abuso del poder, mediante el empleo de la fuerza o superioridad de unos con el objetivo de someter a otros, particularmente contra individuos o grupos que tienen menos poder por ejemplo los niños, los jovenes, las mujeres, las personas adultas mayores.

TIPOS DE VIOLENCIA

La violencia se ejerce de diferentes maneras, desde una ofensa verbal hasta el homicidio. Existen cinco tipos de violencia: verbal, emocional, económica, física y sexual. Es importante aclarar que estas diferentes manifestaciones de la violencia se pueden ejercer al mismo tiempo en los diferentes ámbitos de la vida cotidiana.

La Violencia verbal

Incluye los insultos, los gritos, las palabras hirientes u ofensivas, las descalificaciones, las humillaciones, las amenazas, los piropos que causen molestia, etc.

La Violencia emocional

La violencia también puede ser emocional o psicológica. Este tipo de violencia, cuya frecuencia es muy alta, es la más difícil de identificar porque, a diferencia de la violencia física, no deja huellas en el cuerpo sino en el ser interno de la persona.


La violencia emocional se ejerce a través de palabras, gritos, gestos agresivos, malos tratos, falta de atención, silencio y chantajes, que buscan denigrar, intimidar, amenazar o manipular a la persona violentada, y aunque aparentemente no dañan, lo hacen profundamente, destrozando la autoestima y la estabilidad emocional.

Violencia económica

Es una de las prácticas más sutiles de la violencia, que consiste en el control o restricción del dinero o de los bienes materiales como forma de dominación o castigo.

La Violencia física


Son aquellos actos que dañan el cuerpo y la salud física: los empujones, bofetadas, puñetazos, puntapiés y los golpes con objetos contundentes(tubos,palo, piedra,etc). Este tipo de violencia muchas veces deja cicatrices, enfermedades que duran toda la vida, y lesiones leves o severas, que incluso pueden causar la muerte.

La Violencia sexual

Es todo acto verbal o físico con connotaciones sexuales que se realiza contra cualquier persona sin su consentimiento, que vulnera su libertad y daña su autoestima y desarrollo psicosexual, y que le genera inseguridad, sometimiento y frustración. Sus formas son el hostigamiento, el acoso, el tráfico y la explotación sexual, el incesto, el estupro y por supuesto supone la violación(acto sexual obligado).



En: No Categorizado
Permaenlace: violencia nueva en las calles de caracas2
Comentarios: 0
Leído 753 veces.

Dejar Comentario

*
Smilies
*
Ingrese el código mostrado.